Casa Petro de Denuy
ndspdeenfrCasa Petro-

Casa Petro: su hogar en Denuy

El camino a Casa Petro discurre entre montañas de interminable cima, paredes de piedra escarpada con opacos túneles que permiten el paso y nos van mostrando la senda a Denuy, una pequeña aldea del Pirineo Aragonés donde Juan y Dolores nos esperan con el fuego encendido y el puchero en la cocina.

Juan sale a recibirnos sonriendo mientras sostiene su inseparable pipa en los labios. Nos da la bienvenida y enseguida toma alguna de las maletas para ayudarnos. Dolores lo acompaña, pero sólo si la comida que está en el fuego se lo permite.

Casa Petro no es una casa rural al uso, es, sin lugar a dudas, aquella residencia en la montaña que uno siempre quiso tener. Juan y su mujer, Dolores, rescataron esta casa e hicieron realidad este sueño para compartirlo con sus invitados.

Denuy, Casa Petro Casa Petro de Denuy

La Casa

Casa Petro cuenta con 6 habitaciones dobles, localizadas en la primera y segunda planta, cálidas y bien acomodadas. Todas ellas disponen de baño completo y calefacción central. Son espacios amplios, que Juan y Dolores se han encargado de distribuir y decorar con estilo y sencillez, son placenteras alcobas con singulares vistas que invitan al descanso y la relajación.

Un ambiente cálido y acogedor

En la planta baja encontramos el salón, donde el sosiego, el recreo, las tertulias y anécdotas se funden con el ambiente familiar que Juan y Dolores han impregnado cada recoveco de su casa, placeres que, al abrigo del fuego de la chimenea, tienen un sabor especial. La gran cristalera del salón y los espacios naturales del exterior es el aperitivo a las inmensas posibilidades de deleite natural que ofrece la Comarca de Ribagorza.

Interior Casa Petro Denuy

En familia

El bar, a continuación, presidido por una barra de madera, está rodeado por una rinconera también del mismo material. Atravesando éste, encontramos el comedor donde la gran mesa cobra todo el protagonismo no sin restar importancia a los muebles que la acompañan, de estilo rústico, cuidados y mantenidos con exquisita delicadeza que se transmite a todas y cada una de las dependencias de la casa.

La cocina sigue el mismo tono: amplia, acogedora y con unas vistas que revelan de donde viene la inspiración de Dolores para la elaboración de esos suculentos y saludables platos.

En un entorno inigualable

Las escaleras nos llevan a la primera planta donde encontramos cuatro de las seis habitaciones con las que cuenta Casa Petro. Una segunda planta acoge las otras dos. Todas ellas con el sello de Juan y Dolores: familiaridad y hospitalidad enmarcadas en espectaculares paisajes.

Casa Petro cuenta, además, con dos terrazas que, cuando el tiempo lo permite, hacen las delicias de sus invitados, a solas, en silencio, o en compañía de animosas charlas y conversaciones interesantes.

Entorno